domingo, 3 de noviembre de 2013

Macabre (Rumah Dara) (2010)



Hace un tiempito, consegui una copia de esta pelicula. Me llamo la atencion la foto de su portada y la compre sin siquiera saber de que se trataba.
Por una cosa o por otra, fue pasando el tiempo y nunca podia hacerme un tiempito para verla.
finalmente, anoche me dispuse a hacerlo y me arrenpenti de no haberla visto antes. Realmente la disfrute muchisimo.
Se trata de una pelicula de Indonesia titulada "Rumah Dara" pero en el mercado americano, se conoce bajo el titulo de "Macabre".
El film es un slasher al estilo "The Texas Chain Saw Massacre (1974)", es imposible ver una pelicula de este tipo y no encontrarle alguna similitud con el film de Tobe Hooper
 
 


Macabre es un film dirigido por “The Mo Brothers”, un corto que finalmente terminó convirtiéndose en largometraje. El cine gore asiático generalmente no tiene tapujos, solo basta revisar algunas cintas como la polémica “Guinea Pig”, la cual dejo una estampa mostrando explícita y jodídamente una recreación de las míticas “Snuff Movies”. Un homenaje a aquellas cintas clásicas y a las que han hecho ruido durante la última década; se vislumbran tintes de À l'intérieur y "Frontière" que son peliculas difíciles de ignorar, solo basta ver la barriga de la mujer embarazada (dicho sea de paso: Bastante falsa) protagonizando la escena en la habitación: un flashback instantáneo.





“Una madre (bastante buena si le cambian el peinado), y una cena con macabras intenciones”. Tras arribar a la morada (en la que no me quedaría ni cinco minutos) comienza el show. Darah, la perfecta madre, sirve el banquete de bienvenida; diálogos y acotaciones de su protagonista que dejan bastante claro la desconfianza en el ambiente. La entretención llega al instante, un somnífero que nos traslada a un matadero en donde la heroína ve con desdén a uno de sus amigos convertido en el plato fuerte de alguna mesa familiar: La cena esta servida, alimentémonos de las situaciones crudas que experimente el ganado. La familia revelando sus actividades diarias ante nuestros ojos: mejor entretenerse y dejar de lado las comparaciones.

El film es frenético, las atrocidades van de menor a mayor, sin desentonar. El problema radica en su estructura; los antecedentes más importantes que vendrían a justificar el estilo de vida de los personajes son revelados en momentos inadecuados, o bien, algunos son innecesarios. La problemática de los hermanos en los primeros minutos es irrelevante, así como también sus ásperos problemas familiares. El culto por el destazamiento humano de los antagonistas es abarcado superficialmente, unas cuantas fotografías y un video crean diversas hipótesis. La inmortalidad es una de ellas, aunque no hay abundantes datos que confirmen a que se encuentra aferrada Darah, ni el incentivo por transformar su familia en una banda de asesinos: un video genial, pero mal ubicado.   



Persecuciónes, mutilaciónes y decapitaciónes hay por montón, convirtiéndose en una delicia para los amantes de los filmes de clase B. Aunque se intenta resguardar la tensión y seriedad en todo el metraje, hay algunos tropiezos que sacan algunas carcajadas (sin contar las pesimas actuaciones): el policía vagando en el charco de sangre mientras es mutilado lentamente, el individuo escondido bajo el cadáver y el salto de la protagonista al estilo Matrix en el final, son solo algunos de ellos. Aún así, la pelicula posee ejecuciones trascendentes en las que el rojo cubre por completo la pantalla. La decapitación efectuada por los hermanos y el enfrentamiento final con motosierra incluida (otra vez Tobe Hooper)son rescatables.

Las miradas se las roba Shareefa Daanish. Es una lástima el enfoque superficial con que se abarca el pasado de este personaje, el cual deja en pantalla una serie de incógnitas  que debieron ser explotadas. A lo largo del film se hace hincapié en un pasado oscuro, el cual podría estar ligado a la brujería, al satanismo y  la inmortalidad, variantes que me dejaron un sabor agridulce con respecto al profesionalismo de los asesinos y a las colecciones humanas visibles en la mansión. Un personaje atractivo que queramos o no, evoca cualidades y rasgos de otras villanas. En lo personal me recordó bastante a Béatrice Dalle en À l'intérieur,  una imagen que no pude evitar borrar durante los 95 minutos.



Claramente no hay nada innovador en el trabajo de los “The Mo Brothers”, pero aún así, es una masacre bastante divertida. El peor error fue recaer en esta especie de homenaje a otros filmes teniendo todos los ingredientes para fabricar un relato original y con un trasfondo más explotado. “Rumah Dara” es un slasher que entrega lo prometido, pero su ejecución es un tanto nula. Fascinará a varios por la carga excesiva de hemoglobina, la cual desgraciadamente sepulta en cierto modo el pasado que la justifica. La sopa de sangre con vísceras se convierte en el plato por excelencia.
En conclusion: Los amantes de los slasher bien sangrientos estaran mas que satisfechos con el film. Ademas, las mayoria de las señoritas del filme estan MUUUUY BUENAS y solo por eso le doy unos puntitos extras al film.


No hay comentarios: